Sáb. Mar 2nd, 2024

Ucrania dice que la cantidad de minas rusas es "una locura" mientras disminuye las expectativas de contraofensiva

Luis Duval Por Luis Duval Ago 3, 2023

(CNN) — Una semana después de que funcionarios estadounidenses dijeran que Ucrania desplegará tropas adicionales para su contraofensiva, los movimientos son limitados en las líneas del frente sur y los combates se concentran en dos partes de la región de Zaporiyia, según los videos disponibles y las declaraciones de fuentes oficiales.

Al mismo tiempo, los funcionarios ucranianos siguen disminuyendo las expectativas sobre el progreso de la operación, mientras que los funcionarios designados por Rusia en el sur ocupado afirman que los intentos ucranianos de atravesar las líneas militares rusas han sido derrotados.

Casi la mitad de los ucranianos retenidos en centros de detención rusos en Jersón fueron torturados, denuncia informe

Los canales prorrusos de Telegram han publicado imágenes y videos de tanques ucranianos destruidos, aunque no está claro cuándo y dónde exactamente fueron alcanzados.

Pero las fuerzas ucranianas han tenido dificultades para romper las defensas rusas, ya que las trampas para tanques y los campos de minas han ralentizado su avance. Un funcionario ucraniano describió el miércoles la cantidad de minas como «una locura».

El ejército ucraniano dijo que una posición rusa en el sector de Zaporiyia había sido eliminada, junto con un depósito de municiones.

En la zona de Bakhmut, los ucranianos no han informado de nuevos avances, pero han publicado videos de los ataques contra posiciones rusas.

Los ucranianos también publicaron videos de otros sistemas de artillería autopropulsada Zuzana proporcionados por Eslovaquia.

Oleksandr Syrskyi, comandante de las fuerzas terrestres ucranianas, publicó en Telegram que «continúa el avance gradual» en la zona de Bakhmut.

Al mismo tiempo, blogueros militares rusos han publicado videos de vehículos de infantería ucranianos siendo atacados. Uno de los blogueros (Readovka) afirmó que «el ejército ruso sigue repeliendo los ataques de las fuerzas ucranianas al noroeste de la ciudad [de Bakhmut]. Los combates más encarnizados tienen lugar ahora cerca de Klishchiivka», un pueblo al sur de Bakhmut que los ucranianos llevan varias semanas intentando capturar.

Un video muestra el supuesto ataque de Ucrania con misiles HIMARS contra una unidad rusa No hay plazos para la contraofensiva

En el extremo norte, en dirección a Kupyansk, el Ministerio de Defensa de Rusia afirma que tanques bien ocultos están proporcionando apoyo a la infantería, «asegurando el avance de las tropas rusas».

Pero tampoco aquí hay indicios de que ninguno de los dos bandos esté tomando y manteniendo un territorio significativo. Oleksiy Danilov, secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, declaró este miércoles en televisión nacional que no había plazos para la contraofensiva ucraniana.

«Nadie puede fijarnos plazos, salvo nosotros mismos. En segundo lugar, no hay plazos: nunca he utilizado la expresión ‘contraofensiva’. Hay operaciones militares. Son complejas, difíciles y dependen de muchos factores».

Danilov coincidió con lo que otros funcionarios ucranianos han dicho recientemente.

«Nuestra tarea principal es salvar las vidas de nuestra gente en el frente. Tenemos que entender que el enemigo se ha preparado muy bien para estos acontecimientos, con un gran número de territorios minados», dijo.

Describió la cantidad de minas rusas como «una locura».

«En promedio, hay entre 3 y 5 minas por metro cuadrado. Imagínense lo difícil que es el trabajo de retirarlas para que nuestros militares puedan moverse después. Y si antes había esperanzas de que esto se pudiera hacer con la ayuda de equipos proporcionados por nuestros socios, hoy nuestras unidades están haciendo un trabajo muy difícil a pie en muchas partes de la línea del frente por la noche».

El Institute for the Study of War dice que los ucranianos cambiaron a «operaciones más lentas y cuidadosas mientras desorganizan las zonas de retaguardia rusas con ataques de precisión de largo alcance», después de que la primera etapa de la ofensiva no lograra un gran avance.

«Las fuerzas ucranianas están luchando ahora para romper la primera línea de defensas rusas preparadas desde hace tiempo. Varias líneas se encuentran detrás de ella, extendiéndose por muchos kilómetros», dijo ISW, en un comentario para la revista Time.

«Las probabilidades de que los combates sigan siendo duros y las bajas elevadas son altas», añadió.

Sin embargo, el análisis del ISW añade que «una campaña constante de presión e interdicción apoyada por grandes esfuerzos como el que se está llevando a cabo ahora puede generar brechas en las líneas rusas que las fuerzas ucranianas pueden explotar al principio localmente, pero luego para penetraciones más profundas».

Related Post