Sáb. Jun 22nd, 2024

Frenesí negociador en EE.UU. para evitar el cierre del Gobierno federal

Luis Duval Por Luis Duval Sep 30, 2023

Los demócratas y republicanos en un Capitolio dividido intentan este sábado, en una jornada extraordinaria de frenesí negociador, evitar el cierre del gobierno federal, dado que los presupuestos expiraban a medianoche, las seis de la mañana de este domingo en la España peninsular.

En un intento de última hora, el líder republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, trató de convencer a los demócratas que le apoyaran y aceptaran pactar una prórroga presupuestaria de 45 días, pero sin añadirle dinero para las ayudas militares a Ucrania.

El motivo por el cual McCarthy tendió una mano a los demócratas es que una decena de diputados republicanos se negaban a aprobar los presupuestos, en un pulso contra su propio líder para que acepte, sobre todo, profundos recortes del gasto público.

Desde enero, los republicanos tienen mayoría en la Cámara, pero sólo por nueve votos de 435, lo que explica por qué ese grupo reducido dentro del partido tiene este poder de bloqueo. Los demócratas siguen teniendo mayoría en el Senado y controlan la Casa Blanca.

Dos millones de empleados públicos suspendidos

El riesgo es que a medianoche, el Gobierno federal norteamericano quedara sin fondos. Sólo los funcionarios considerados esenciales en servicios de emergencia podrían trabajar y cobrar. La mayoría de dos millones de empleados públicos quedaría suspendido de empleo y sueldo.

El Senado ha avanzado un plan de financiación del gobierno que añade 6.000 millones de dólares en ayudas a Ucrania. La ayuda a ese país que se defiende de Rusia es motivo de tensión en Washington. Los demócratas defienden mantenerla, mientras los republicanos rebeldes quieren acabar con ella.

Ese grupo de republicanos radicales, alineados con Donald Trump, llevan desde enero amenazando a McCarthy, su propio líder con hacerle caer en una moción de confianza. Ya le obligaron a someterse a 15 votaciones antes de ser confirmado como presidente de la Cámara, algo insólito.

Consciente de que se juega el cargo teniendo una mano a los demócratas, McCarthy dijo a la prensa: «Si alguien quiere echarme porque me comporto con madurez, adelante. Yo creo que este país debe ser nuestra prioridad». Antes, McCarthy estudió aprobar unos presupuestos con un 30% de recortes en gasto público.

De momento, el líder en las primarias presidenciales republicanas, el expresidente Trump, ha animado a los republicanos rebeldes a que fuercen el cierre del Gobierno. Durante su presidencia, entre 2018 y 2019, tuvo lugar el cierre gubernamental más largo de la historia de EE.UU., con 35 días.

Los republicanos de derecha tradicional y centristas han instado a sus compañeros de partido a que desistan de imponer un cierre, por el riesgo de una recesión económica en un contexto de elevada inflación y reducción del consumo. El líder de ese partido en el Senado, Mitch McConnell, defendió este sábado llegar a un acuerdo.

Related Post