Sáb. Mar 2nd, 2024

Cinco experiencias top para exprimir la temporada de vendimia

Luis Duval Por Luis Duval Sep 9, 2023

Con la llegada del otoño las vides muestran su mejor cara vestidas de hermosos racimos listos para ser escogidos. Es durante durante este mes y parte de octubre cuando las bodegas realizan la vendimia, uno de los momentos más esperados del año con el que se obtendrán nuevas añadas que, posteriormente, deleitarán los exigentes paladares de los amantes del buen vino. Para celebrar esta época, muchas son las empresas que optan por ofrecer diferentes experiencias con las que adentrarse en este fascinante mundo. Estas son algunas de ellas.

1


Vendimia bajo las estrellas en los viñedos de Cuatro Rayas


ruta del vino de rueda

Vendimia nocturna en Bodega Cuatro Rayas

La Ruta del Vino de Rueda plantea numerosas opciones para que los apasionados del vino puedan vivir esta experiencia de primera mano. La vendimia nocturna de Cuatro Rayas es una de las más famosas y demandadas. Situada en localidad de La Seca, en Valladolid, esta bodega lleva desde 1935 elaborando principalmente verdejos para todo el mundo. En sus instalaciones se producen alrededor de 15 millones de botellas de vino al año que son distribuidas en más de cincuenta países. Para celebrar esta gloriosa época del año, ofrecen esta actividad que permite disfrutar del cielo estrellado mientras las máquinas recogen las uvas en sus viñedos, así como probar las uvas a pie viña poniéndose por unos instantes en la piel del viticultor.

La entrada de esta actividad, cuyo precio es de 40 euros por persona, incluye una cena de picoteo maridada con la cata comentada de vinos Cuatro Rayas, traslados de bodega a viñedo y viceversa, cata de uvas en el viñedo, visita guiada a las instalaciones de elaboración de la casa y cata de mosto. Las fechas disponibles de esta actividad, que dura unas 3,5 horas, son: 9, 15, 16, 22 y 23 de septiembre.

2


Visita a los viñedos de Terras Gauda


terras gauda

Una jornada vinícola en familia en Bodega Terras Gauda

En el Valle de O Rosal, dentro de la Denominación de Origen Rías Baixas, están las bodegas de Terras Gauda, una casa con 160 hectáreas de viñedo que desde 1990 se centra en la elaboración de vinos singulares con identidad propia a partir de variedades nobles cultivadas en las condiciones idóneas y vinificadas según la tradición de la zona. En la actualidad comercializa más de 1,5 millones de botellas en más de 45 países.

Desde este grupo ofrecen una actividad dirigida a familias que incluye una visita al interior de la bodega y un taller. Existen dos opciones, una enfocada para aquellos que viajan con menores de diez años en la que se utilizan elementos del mundo del vino como materia creativa para que experimenten y otra para mayores de 11 años en la que se crea una historia vinculada con lo que han visto en la bodega utilizando la técnica de ‘stop motion’. Además, el paquete incluye degustación de los vinos Terras Gauda y Abadía de San Campio para las personas adultas y mosto para los niños acompañados de un ‘petisco’ (aperitivo). La duración es de una hora y media y el precio es de 15 euros para adultos y 5 para niños. De regalo, los mayores se llevarán un sacacorchos de la bodega y los niños un cuadríptico con pasatiempos y lápices de colores.

3


Actividad picnic sobre ruedas de FInca Villacreces


finca villacreces

Un pícnic sobre ruedas en Finca Villacreces

En la Milla de Oro de la Ribera del Duero, que discurre a orillas del río entre los pueblos de Peñafiel y Tudela, Finca Villacreces se alza en un entorno natural único con 15 parcelas de las variedades tempranillo, cabernet sauvignon y merlot que se entremezclan con un pinar bicentenario de gran valor medioambiental y paisajístico. Esta empresa, cuyos primeros datos bibliográficos datan del año 1350, celebra la llegada de la vendimia con el Villacreces Sunset, un evento de lo más especial que tiene lugar el 16 de septiembre en el que vino y música se unen para despedir el día disfrutando de una mágica puesta de sol entre viñas. La entrada cuesta 25 euros e incluye dos copas de vino –Pruno y Finca Villacreces– acompañadas de una degustación de ibéricos de la marca Alhándiga de Salamanca.

Además, desde esta casa ofrecen diferentes actividades de enoturismo como El pícnic sobre ruedas, un recorrido guiado en bicicleta eléctrica de 4,5 kilómetros a través de las 110 hectáreas que rodean la bodega que incluye una cesta de pícnic para dos personas a elegir entre tres temáticas: productos Km 0, vegana o selección para amantes del queso, y una botella de Pruno. El precio es de 30 euros por persona.

4


Viaje en globo sobre los viñedos de Bodegas Muga


bodegas muga

Sobrevolar Bodegas Muga

A pocos kilómetros de Haro, enclavadas en las faldas de los Montes Obarenes (en plena Rioja Alta), se encuentran los viñedos de Muga, en los que conviven las variedades tempranillo, mazuelo y graciano. Esta bodega, ubicada en la actualidad en un hermoso caserón riojano en el Barrio de la Estación, fue fundada en 1932 y con el paso de los años ha acabado por convertirse en una de las 50 mejores del mundo gracias a sus técnicas de elaboración y a sus productos de primera calidad.

Pensada para aquellos que deseen ampliar, literalmente, su visión de las 250 hectáreas de Muga es su actividad estrella de enoturismo: un vuelo en globo sobre sus campos. Esta experiencia, cuyo precio es de 205 euros por persona, incluye recogida en el lugar acordado una hora antes del amanecer, preparación e inflado del globo –en el que todos los pasajeros participan–, vuelo de una hora sobre los viñedos y los aledaños, almuerzo tradicional riojano tras el aterrizaje, visita a la bodega y un diploma acreditativo del vuelo. Esta actividad funciona durante los fines de semana o festivos. La edad mínima para participar es de 12 años.

5


Imagen de la Real Bodega de la Concha de Tío Pepe


tío pepe

Visita con espectáculo ecuestre en Tío Pepe

Fue en 1835 cuando Manuel María González compró una pequeña bodega en Jerez a la que bautizó como Tío Pepe en honor a la persona que le había enseñado todo sobre la tradición vinícola jerezana. Con el paso del tiempo este fino se fue haciendo un hueco en la industria hasta convertirse en una de las marcas españolas con mayor reconocimiento en el mundo exportando sus productos a 115 países. Ubicadas en pleno centro histórico de Jerez están sus bodegas, un conjunto monumental donde aprender todo sobre una de las culturas vinícolas más singulares del mundo y donde conocer su sistema tradicional de criaderas y solera.

Su cartera de propuestas de enoturismo es amplia y entre ellas destaca la visita con espectáculo ecuestre, disponible los días 10,17 y 24 de septiembre. Con una duración de unas dos horas, incluye un recorrido por las principales bodegas, como La Concha, La Constancia o La Cuadrada, con el que poder conocer el proceso de crianza y envejecimiento de sus caldos y un espectáculo ecuestre en la Real Bodega de la Concha, cuya arquitectura está atribuida al famoso ingeniero francés Gustavo Eiffel, con degustación de algunos de sus productos. El precio es de 34,90 euros por persona.

Related Post